mercoledì 29 novembre 2017

La canción de Noviembre: ¡Suéltalo!

Dopo una splendida ed inaspettata giornata sulla neve (di cui vi racconteremo la prossima settimana), a Margherita è venuta voglia di tradurre la canzone principale del film Frozen nella versione spagnola, come già fece per quella inglese, "Let it go".
Ecco il video

Qui, con sottotitoli

Il testo
La canción de Noviembre
¡Suéltalo!
La nieve brilla esta noche aquí más 
Ni una huella queda ya 
Soy la reina en un reino de aislamiento y soledad 
El viento aúlla y se cuela en mi interior 
Lo quise contener pero se escapó 
No dejes que sepan de ti 
Que no entren, siempre me dijo a mí 
No has de sentir, no han de saber 
¿Ya qué más da?

Suéltalo, suéltalo, no lo puedo ya retener 
Suéltalo, suéltalo, ya no hay nada que perder 
Qué más da, ya se descubrió 
Déjalo escapar, el frío a mí nunca me molestó 
Desde la distancia, qué pequeño todo es 
El temor que me aferraba no me va a hacer volver 
Soy libre y ahora intentaré sobrepasar los límites 
Ya no hay más reglas para mí por fin 

Suéltalo, suéltalo, qué el frío reine ya 
Suéltalo, suéltalo, no volveré a llorar 
Aquí estoy, aquí estaré, déjalo escapar 
En las entrañas de la tierra puedo entrar 
Mi alma crece y hace espirales sin parar 
Y un pensamiento en mí surgió y cristalizó 
Ya no regresaré, el pasado ya pasó 

Suéltalo, suéltalo, subiré con el amanecer 
Suéltalo, suéltalo, la farsa se acabó 
Qué la luz se haga otra vez 
Déjalo escapar, el frío a mí nunca me molestó

La traduzione

 
Qualche informazione tratta da Wikipedia.es

Frozen es una película de animación producida por Walt Disney Animation Studios y ganadora de dos Premios Óscar por Mejor Película Animada y Mejor Canción Original por Let It Go.
Inspirada en la historia de La reina de las nieves de Hans Christian Andersen, es el 53.º largometraje animado de la lista de clásicos Disney.
El tituolo espanol es El reino de hielo y en hispanoamericano es Una aventura congelada.
La historia se centra en la Princesa Elsa de Arendelle, quien tiene poderes mágicos para generar frío; una habilidad que usa para jugar con su hermana menor, la Princesa Anna. En uno de sus juegos, Elsa hiere accidentalmente a su hermana. Sus padres, El Rey y La Reina de Arendelle, llevan a su hija Anna a una colonia de trolls liderados por Grand Pabbie. Él la cura, y por su bien «borra» los recuerdos de ella con Elsa, su hermana mayor, y le aconseja a Elsa controlar sus poderes mágicos. El Rey y la Reina de Arendelle aíslan a sus dos hijas, Anna y Elsa, dentro del palacio. Elsa empieza a despreciar a Anna, su hermana menor, lo que provoca el distanciamiento entre ellas. Elsa elige suprimir su magia en lugar de dominarla, haciendo que se vuelva más insegura. Cuando las hermanas son adolescentes, sus padres desafortunadamente mueren en el mar durante un fuerte huracan.
Cuando Elsa cumple 21 años, ella es coronada Reina de Arendelle; un evento que la aterroriza por que teme que sus poderes se manifiesten enfrente de todos. El castillo reabre sus puertas y dignatarios miembros de la realeza son invitados por primera vez en años. Uno de ellos es el intrigante Duque de Weselton y el Príncipe Hans, del que Anna se enamora al verlo. La coronación de Elsa surge sin problemas, pero sigue distante de Anna. Cuando Hans se propone a Anna, Elsa objeta; desatando sus poderes ante la corte. El Duque la tilda como un monstruo. Elsa huye del reino, pero su magia suprimida envuelve a Arendelle en un eterno invierno. Al llegar a la Montaña del Norte, Elsa renuncia a su corona y crea un palacio de hielo en el que empieza a vivir una vida solitaria.
Anna se aventura a encontrar a Elsa y terminar el invierno, dejando a Hans a cargo. Ella encuentra a un recolector de hielo, Kristoff, y su reno Sven, convenciéndoles de escoltarla a las montañas. Un ataque de lobos hace que el trineo de Kristoff sea destruido. En plena caminata, se encuentran con Olaf, un alegre muñeco de nieve traído a la vida sin saberlo por Elsa. Cuando el caballo de Anna regresa a Arendelle solo, Hans se dirige a buscarla, acompañada por los secuaces del duque, que tienen órdenes secretas de asesinar a Elsa.
Al llegar al palacio de hielo, Anna se reúne con Elsa e intenta convencerla de volver; pero cuando ella revela lo que se ha convertido en Arendelle, Elsa se niega y agita; en medio de la discusión, Elsa congela el corazón de Anna. Ella entonces engendra una criatura gigante de nieve, Marshmallow (en el doblaje, «Malvavisco»), que persigue a Anna, Kristoff, y Olaf lejos. El cabello de Anna empieza a ponerse blanco, por lo que Kristoff la lleva a conocer a los trolls, su familia adoptiva. Grand Pabbie revela que Anna seguirá congelándose a menos de que haga un acto de real amor, lo cual revertirá el hechizo. Kristoff lleva a Anna hasta su casa para que Hans pueda darle el beso por ser su verdadero amor. Hans y sus hombres llegan al palacio de Elsa, llevándola prisionera. Anna es entregada a Hans, pero se niega a besarla, revelando que en realidad ha estado planeando tomar el trono de Arendelle; y planea eliminar a ambas hermanas. Encierra a Anna para morir, y miente a los dignatarios informando que Elsa la mató. Ordena la ejecución de la reina, sólo para descubrir que ha escapado del encarcelamiento.
Olaf libera a Anna y se aventuran en la ventisca afuera para encontrarse con Kristoff, a quien Olaf revela está enamorado de ella. Hans enfrenta a Elsa afuera, alegando que mató a Anna, causando que Elsa se derrumbara. Anna ve a Hans a punto de decapitar a Elsa; ella salta en el camino y termina perdiendo la vida al volverse una escultura de hielo; deteniendo a Hans. Elsa llora por la pérdida y abraza a su hermana, que repentinamente deshiela; por lo que se demuestra su heroísmo constituyendo un acto de verdadero amor.
Descubriendo que su magia es controlada por el amor, Elsa termina el invierno en la aldea, y le da a Olaf su propia ráfaga de nieve para sobrevivir en el verano. Tanto Hans como el duque son expulsados del reino. Anna y Kristoff se convierten en pareja, mientras que ambas hermanas se reúnen prometiendo nunca cerrar las puertas de nuevo.

«Let It Go» —en Latinoamérica titulada en su propia versión como «Libre soy» y en España como «¡Suéltalo!»— es una canción de la película de animación de Disney Frozen, interpretada en su versión fílmica por la actriz y cantante estadounidense Idina Menzel en su rol vocal de la reina Elsa y en su versión pop por la cantante y actriz Demi Lovato. La compusieron Kristen Anderson-Lopez y Robert Lopez.  
Esta canciòn es cantada, en espanol, da la cantante Gisela.
La escena de esta canción se sitúa tras la huida de la recién coronada reina Elsa por considerarse un peligro para el reino de Arendelle, puesto que posee poderes incontrolables de congelar todo lo que toca. Por esta razón decide cambiar de apariencia, formando su propio reino del cual ella, y solo ella, formará parte. De esta manera, podrá utilizar sus poderes sin miedo a hacer daño a nadie.

Il titolo rappresentato a colori freddi e metallizzati da Margherita.



1 commento:

  1. anche le mie adorono il film, e ci interessa sentire i diversi modi in cui è stato tradotto dall'inglese... abbiamo parlato dell difficoltà nel tradurre poesie e canzoni, è stato interessante. buon lavoro!

    RispondiElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...